VICTORIA CERVANTES IBARRA (Educadora)

Home » ESTADO DE SINALOA » VICTORIA CERVANTES IBARRA (Educadora)
ESTADO DE SINALOA No hay comentarios

 

Originaria de Tuxpan, Nayarit, la maestra Cervantes Ibarra nació el 23 de diciembre de 1915.  Por necesidades de trabajo su familia se trasladó a Sinaloa, siendo ella apenas una niña.

Realizó sus primeros estudios en la escuela Oficial N°9,de la comunidad de Villa Unión, municipio de Mazatlán. Al concluir la primaria se incorporó a realizar prácticas pedagógicas  en la escuela de la  misma comunidad. A los diecisiete años, la maestra Victoria ya estaba frente a un grupo de alumnos y convencida de no haber equivocado la profesión,se iniciócomo maestra de grupo, en la comunidad de San Francisquito, municipio de Mazatlán. Luego iría a la emblemática escuela 18 de Marzo,en Bamoa Pueblo, municipio de Guasave.

La autoridad le concedió cambio de adscripción ubicándola en Navolato y luego en Culiacán. 9 años laboró en el nivel de primarias; en 1941 se incorporó como maestra de enseñanzas especiales a la escuela La Trabajadora Judit Gaxiola de Valdés, prestando sus servicios hasta 1953.

En la escuela Normal de Sinaloa impartió los talleres de corte y confección en el periodo comprendido entre 1959 a 1963. En la secundaria de esta misma institución impartió química de 1964 a 1969. En la escuela Emilia Obeso López, prestó sus servicios entre 1969 y 1985, año en el que decidió jubilarse del sistema educativo estatal.

Deseando elevar sus conocimientos y trabajando en Culiacán, se inscribió en la Universidad de Sinaloa donde estudió Ciencias Químicas, en 1951, y se tituló en 1955, como licenciada en química-farmacobiologa, siendo aprobada por unanimidad por el jurado calificador de su examen.

En la ciudad de México, realizó posgrado en la especialidad de hematología. Cursó la maestría en educación superior en la especialidad de microbiología, en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en 1984.

Dentro de su amplia hoja de servicios es importante señalar que la maestra Victoria también se desempeñó como maestra en la escuela Vocacional (hoy Técnica N° 1), donde impartió las cátedras de matemáticas, química y ciencias naturales. Ingresó a este centro de estudios en 1961, pensionándose en 1985, después de 24 años en ese centro educativo.

En la preparatoria Central Diurna impartió botánica, zoología y biología;laboró desde 1960 hasta el 30 de junio de 1992, en que decidió jubilarse.

Su ejercicio profesional le hizo merecedora de múltiples reconocimientos por parte de las autoridades educativas, universitarias, alumnos padres de familia y maestros. Recibió las medallas al Mérito Magisterial Rafael Ramírez e Ignacio Manuel Altamirano,por sus treinta y cuarenta años de servicio; la presea de oro Sor Juana Inés de la Cruz,le fue otorgada por la Federación Universitaria A C, en 1986.La generación de maestría en educación superior, en la especialidad de microbiología médica, en el año de 1984, impuso su nombre a la generación.

Recibió diploma al Mérito de la Academia de Ciencias Naturales de la escuela Técnica N° 1, en 1985. Le fue entregado un diploma en reconocimiento por ser de las primeras mujeres universitarias de Sinaloa, por la escuela de Filosofía y Letras de la Universidad de Sinaloa, en 1990. Así mismo diploma de reconocimiento extendido por la Academia de Química de la escuela Preparatoria Central Diurna, en 1994. Conserva en un lugar de honor el reconocimiento al Mérito Universitario que la academia de Q. B. de la Universidad Autónoma de Sinaloa, le extendió por sus treinta años de servicio. Los educadores en la transformación social de Sinaloa, Historias de vida, Teodoso Navidad Salazar, 2017.

LEAVE A COMMENT