DOLORES AMADOR AGUILAR (Educadora)

Home » ELOTA » DOLORES AMADOR AGUILAR (Educadora)
ELOTA No hay comentarios

 

Nació el 7 de noviembre de 1927, en La Cruz, Elota. Cuatro años antes de la muerte del Centauro del Norte Francisco Villa y un año antes del asesinato de Álvaro Obregón Salido, dos caudillos revolucionarios irreconciliables. Dolores Amador, nació en el contexto del México que deseaba enrumbar su futuro hacia la estabilidad social y la reconstrucción.Cinco meses antes de su nacimiento, los poderes del municipio se habían trasladado de Elota a la comunidad de La Cruz, donde operaba la estación del  ferrocarril; dicha región al poco tiempo se convertiría en un emporio agrícola.

Los padres de la futura maestra fueron Jesús Amador Hermosillo y Laura Aguilar Barraza, quienes procrearon 11 hijos, entre ellos Dolores, quien realizó sus primeros estudios en la escuela 20 de noviembre, que después cambiaría su nomenclatura por Gral. José Aguilar Barraza. La secundaria y lo referente a estudios relacionados con la docencia  los realizó en el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio.

Siendo una quinceañera se inició en el magisterio en la comunidad de Soquititán, municipio de Elota, comunidad que más tarde desaparecería bajo las aguas de la presa Ing. Aurelio Benassini (El Salto), corría el año de 1942, bajo el gobierno del presidente Manuel Ávila Camacho.

Tres años más tarde la autoridad educativa dispuso su cambio ubicándole en la escuela de la cabecera municipal de La Cruz, donde ella había realizado sus estudios de primaria; allí permaneció hasta 1950. Eseaño contrajo nupcias con el maestro Pedro Muro Patrón, de origen nayarita, y de grata memoria; procrearon 4 hijos (Maura del Rosario, Secundino, Laura y Pedro Luis); una familia de buenos ciudadanos.

Dentro de los movimientos naturales en el ámbito magisterial, el matrimonio Muro Amador, fue ubicado en la comunidad de El Roble, municipio de Mazatlán, pueblo de gran auge económico, donde aún funcionaba el ingenio azucarero.

Dolores, fue una mujer sensible, sin duda la maestra- madre, que todos siendo niños idealizamos. Ella supo interpretar la problemática social en la que se desenvolvía el México de la época. El país de las grandes carencias, porque aunque había nacido en el seno de una familia de clase media, no le fue ajeno el dolor de las familias que a diario realizaban duras faenas para llevar el escaso pan a la mesa de los niños que, desnutridos asistían a las escuelas que en buen número se construían en la entidad bajo el impulso del gobernador Pablo Macías Valenzuela (1945-1950), con la asesoría del director de Educación el profesor Enrique Félix Castro, y el apoyo del brillante maestro don Jaime Torres Bodet, ministro de educación.

Corría el año de 1956, cuando la autoridad dispuso que retornara a La Cruz, para fundar la escuela primaria Gral. José Aguilar Barraza, donde la maestra Dolores Amador estaba llamada a desarrollar una amplia labor educativa y social por más de veinte años, recibiendo el reconocimiento no sólo de la comunidad escolar, sino de la sociedad de la región.

En ese centro de trabajo educativo la alcanzó la etapa en la que debía jubilarse y se fue a radicar al puerto de Mazatlán con su familia. Al tomar posesión del gobierno del Estado don Alfonso Genaro Calderón, el maestro Pedro Muro Patrón (su esposo), fue invitado a ocupar la subdirección de Educación, por lo que la familia Muro Amador se estableció en la ciudad de Culiacán.

La destacada maestra Dolores Amador Aguilar, sin duda, cumplió a cabalidad con la alta misión de educar niños. La noticia de su muerte, acaecida el 10 de diciembre de 1997 y, dada a conocer a largo y ancho de la geografía sinaloense, causó consternación en los círculos magisteriales, en todos aquellos que le conocieron y reconocieron su amplia trayectoria como educadora, pero sobre todo por su gran calidad humana. Sin duda fue una sinaloense ejemplar. Los educadores en la transformación social de Sinaloa, Historias de vida, Teodoso Navidad Salazar, 2017.

LEAVE A COMMENT