NATALIO LANDEROS RAMOS (educador y líder sindical)

Home » Culiacán » NATALIO LANDEROS RAMOS (educador y líder sindical)
Culiacán 2 comentarios

Un vagón del ferrocarril en la estación de Guadalajara, Jalisco fue el espacio donde Natalio Landeros Ramos fue recibido por sus padres,un verano de 1915. Habían transcurrido dos años del asesinato de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez. Precisamente en el año del hambre y el desarrollo de la etapa más cruenta de la Revolución Mexicana. Los campos quedaron sin sembrar y el país se hundió en el caos y la miseria.Así transcurrieron sus primeros años de vida.

Viví como todos los niños pobres que llegaron a este mundo en el contexto revolucionario que buscaba cambiar al país, con un costo trágico de casi un millón de mexicanos muertos en los campos de batalla. La patria estaba envuelta en el fragor de la batalla revolucionaria.

Siendo Natalio un jovencito, observó un país desgarrado,donde la justicia social tardaría en hacerse realidad. Esta circunstancia afianzó suformaciónde líder llevándolo a encabezar movimientos endefensa de los más desprotegidos. Basta leer sus trabajos literarios; en ellos Natalio reflejó el dolor de supueblo; su poesía, retrató el sentir del México profundo.

En una de las tantas tertulias donde participé al lado de otros amigos, en prolongadas jugadas de dominó, abordando temas de diversa índole, Natalio,  me dijo: –nací en un vagón del ferrocarril.

Eran unos vagones de madera– expresó, mientras apuraba un sorbo de licor fermentado en un hayal, para después hacer su tiro en la partida de dominó que disputábamos con otros dos compañeros. Y así, entre partidas y sorbos de exquisito licor,en distintos momentos conocí su vida a grandes rasgos.

Natalio Landeros Ramos,era un hombre moreno  vigoroso; piel quemada por el sol de los caminos de Sinaloa, donde laboró hasta su muerte. Su expresión era de bohonomía. Dueñode gran personalidad y de fuerte voz, lo recuerdo siempre con sombrero de ala corta y en invierno con bufanda. Sin duda fue honrado como el que más.

Su vocación lo llevó por los senderos magisteriales donde se convirtió en líder social hasta el final de sus días; se ganó a pulso el respeto de los maestros a quienes representó dignamente en sus demandas laborales. Al lado de Cipriano Obezo Camargo, Miguel Castillo Cruz, y otros, militó en las filas del Partido Comunista Mexicano.

Por él supe que en Mezquitita, comunidad en la sindicatura de Imala, pasó algunos años de su infancia. Luego llegó a Culiacán, donde llevó a cabo los estudios primarios. En 1930 se inscribió en la escuela Normal de Rural de Jalisco, Nayarit, titulándose como maestro normalista, en el plan de dos años.

Ávido de superación profesional, se inscribió en el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio, en 1945, culminando con éxitosus estudios.

Natalio laboró en comunidades del medio rural en los municipios de Choix, Ahome, El Fuerte, Guasave y Culiacán, distinguiéndose como maestro y luchador social. Participó con campesinos que deseaban formar ejidos, o lograr ampliaciones y dotaciones de tierras, por cierto que Natalio estuvo presente en la formación de los primeros ejidos, sindicatos y partidos políticos que se identificaron con las causas del pueblo.

Fue director de las escuelas Ángel Flores, de Eldorado, Sinaloa; la escuela Tipo y Club de Leones,en Culiacán.

Por su experiencia en el ámbito magisterial fue llamado a colaborar como auxiliar en el departamento de Extensión Cultural, de la Secretaría de Educación Pública; también ocupó otras responsabilidades como la Jefatura de la Sección de Parcelas Escolares; Jefe de la Sección de Redacción y Estilo; miembro de la Comisión de Arraigo del Maestro en el Medio Rural; Jefe de Control de Escuelas. Fue catedrático auxiliar del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio, donde se desempeñó con alto sentido de responsabilidad.

Desde pequeño manifestó sus inquietudes literarias. Escribió poemas, colaboró en revistas y periódicos de carácter cultural. Uno de sus poemas cumbre es el Mensaje del Indio Eterno, donde nos dejó muy clara su convicción revolucionaria.  Los educadores en la transformación social de Sinaloa, Historias de vida, Teodoso Navidad Salazar, 2017.

2 thoughts on - NATALIO LANDEROS RAMOS (educador y líder sindical)

  • Una gota del caudal de vida,del que fue mi padre. Gracias Teodoso! Un saludo..fuerte abrazo! ( Aún estoy con la idea de rescatar y publicar lo último de su obra..que quedó inconclusa. Relatos al calor de la hoguera)

    • Estimado Víctor: Tuve la fortuna de ser amigo del Maestro Landeros. Tu fuiste también mi maestro. Tengo una deuda impagable con ustedes. Un abrazo.

LEAVE A COMMENT