OFELIA CARRANZA DE DEL CASTILLO (Educadora)

Home » SAN IGNACIO » OFELIA CARRANZA DE DEL CASTILLO (Educadora)
SAN IGNACIO No hay comentarios

Image result for fotografías de OFELIA CARRANZA DE DEL CASTILLO (Educadora)

(Semblanza)

 Esta mujer que consagró su vida a su familia y al servicio educativo, nació el 20 de marzo de 1922, en Camino Real de Piaxtla, municipio de San Ignacio; región que ha sido semillero de mujeres y hombres destacados tanto en el ámbito educativo, como en el servicio público. Fueron sus padres Juan S. Carranza y Rosa Nevares. Ofelia Carranza se inclinó por el magisterio tal vez influenciado por su madre, la maestra Rosa Nevares, quien dejó su impronta en muchas generaciones de niños y jóvenes de la región de este San Ignacio.

Sus primeros estudios, los llevó a cabo en su tierra natal. Egresó de la escuela Normal de Sinaloa, cuando ésta, dependía de la entonces Universidad de Sinaloa. Estudió teatro escolar en el Instituto Nacional de Bellas Artes. Es autora de varios libros entre los que destaca Memorias de mi Pueblo, San Ignacio, tomo I y II, editado en tres ocasiones por la Universidad Autónoma de Sinaloa; Macahui (antología de novelas cortas),El Oasis, Fantasía infantil, cuentos; coautora del libro Música y coros infantiles, junto con el maestro Germán Aréchiga (fallecido a fines de 2013), entre otros muchos.

La maestra Ofelia, mujer de gran sensibilidad entendió la misión de su tiempo y se entregó con pasión a educar niños y jóvenes. Alicia Montaño Villalobos educadora también, al comentar uno de los libros de la maestra Ofelia, afirmó…añorar al pueblo que la vio nacer, es tradición de los mexicanos, amar con pasión sus calles, sus barrios sus personajes y tradiciones, es privilegio de los que tienen un gran corazón.[1]

En cierta ocasión la destacada maestra Ofelia Carranza, invitó a quien esto escribe, a comentar otro de sus libros ante nutrido auditorio, en la Secretaría de Educación Pública y Cultura del gobierno del Estado: en dicho evento pude disfrutar de su habilidad como oradora; me asombró tanta vitalidad en esa mujer de baja estatura física, pero de gran talento. Observé la emoción reflejada en su fino rostro al exponer los motivos que la llevaron a escribir y explicar el contenido de aquel libro.

La maestra Ofelia, conocía bien a las familias de San Ignacio por sus apellidos. Supo escribirle a la Patria Intima.[2] Con inteligencia natural y lenguaje sencillo y claro, describió las costumbres y tradiciones de su pueblo. Pocos escritores de esta maravillosa tierra bañada por las aguas del viejo río Piaxtla, han aportado tanto a la crónica y a la narrativa de la región como la maestra Ofelia Carranza lo ha hecho.

Es una mujer disciplinada. Al Igual que la maestra Otila Macrina Millán Bastidas, otra de las grandes educadoras de este bello girón del estado de Sinaloa que cobija las raíces de mis ancestros, la maestra Ofelia, también supo cantarle y ofrendarle sus poemas a la tierra que la vio nacer. Recogió semblanzas de personajes, escribió sus vivencias como educadora; publicó cuentos, leyendas y novelas cortas de personajes tanto ficticios, como reales.

La maestra Ofelia Carranza de Del Castillo, fue directora de la escuela de Experimentación Pedagógica Benito Juárez, anexa a la Escuela Normal de Sinaloa. Fundó escuelas de preescolar y primarias. Impartió cátedra en escuelas superiores como la escuela Normal de Sinaloa, donde también ocupó la jefatura de Departamento Técnico; el Instituto del Noroeste (institución formadora de docentes), Escuela de Enfermería de la Universidad Autónoma de Sinaloa, así como de escuelas secundarias en el estado.

Fue encargada de la librería que funcionaba en las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública (Servicios descentralizados de Sinaloa), hoy Sepyc, donde sin pérdida de tiempo mostraba las novedades literarias a quien atinaba a pasar por su establecimiento; aprovechaba cualquier oportunidad para recomendar a todo aquel que la visitaba, los libros que llegaban, con afán de que leyéramos y fomentáramos el hábito de la lectura en nuestros alumnos.

Se le recuerda con cariño por su calidad y don de gentes; sin duda una vida consagrada al servicio de la educación. Los educadores en la transformación social de Sinaloa, Historias de vida, Teodoso Navidad Salazar, 2017.

 

[1] Profesora Alicia Montaño, El Sol de Sinaloa, 26 de febrero de 1991, al comentar uno de sus libros.

[2] Natalio Landeros, el prólogo de Memorias de mi pueblo 3ª edición.

LEAVE A COMMENT