ACTA DE PRONUNCIAMIENTO

ACTA DE PRONUNCIAMIENTO. Pliego levantado por los revolucionarios descontentos de la administración del Sr. Jesús García Morales, Gobernador del Estado, en la que se acordó que el Sr. Joaquín Sánchez Román fuese el Gobernador y Jefe de las fuerzas de insurrección, D. Antonio Rosales Jefe de las Armas en Sinaloa y el Gral. Corona de las de Tepic y Mayor General de ambas. En Rosario tuvo lugar la reunión, ciudad que capituló, quedando la guarnición libre pero entregando el armamento y municiones, y el día 6 se extendió el acta formal de pronunciamiento, cuyo texto dice: “En la ciudad del Rosario, a los seis días del mes de octubre de mil ochocientos sesenta y cuatro, reunidos los ciudadanos jefes y oficiales que componen las brigadas unidas de Sinaloa y Jalisco, en el alojamiento del C. Joaquín Sánchez Román, en Jefe de las expresadas, hizo un resumen el referido jefe de los motivos y dura necesidad que los habían lanzado en las vías de hecho, a la administración del C. Jesús García Morales. Demostró  que el desprestigio de ésta y su postración era tal, que carecía aún del vigor necesario para garantizar a los ciudadanos pacíficos la seguridad de sus personas e intereses que en las criticas circunstancias en que la invasión extranjera nos amaga, después de agotarse cuantiosas capitales de la renta Federal y del Estado, éste carece, no sólo del material de guerra indispensable, sino de los necesarios recursos para el sostén del soldado; que el descontento en consecuencia diezma cada día filas de la reducida guarnición con escandalosas deserciones de la tropa en masa; que los pueblos están agobiados por fuertes y frecuentes exacciones a cuya formación y derrame presiden la ineptitud e iniquidad, siguiéndoles el mas torpe y estéril derroche, que en tan violenta circunstancia; que en tan violenta situación el Gobierno, sin el tacto necesario, sin saber apreciar ni las circunstancias, ni las cosas, ni los hombres; en medio de un circulo fatal, sin aptitud ni voluntad para procurar mas que el bien propio, la honradez, el mérito, los servicios mas importantes y honrosos se convierten en crimen y objeto de saña, porque en estas cualidades la inmoralidad ve un juez y el egoísmo inepto su mas peligroso émulo,  y la propiedad entre tanto en vez de protección sólo es objeto de cautelosas asechanzas; que estos elementos lejos de estar en armonía con los intereses de los pueblos, sin cuya cooperación la defensa es imposible, convierten a la administración del C. García Morales en el enemigo natural de aquellos. Los crasos errores del C. García Morales, las mezquinas pasiones que han jugado en sus consejos, no se ha limitado al interior del Estado; su política ha sido trascendental a los importantes Estados limítrofes de Durango y Jalisco, a los que lejos de ayudar en sus conflictos, ya clara, ya simuladamente, puede asegurarse que los ha tratado de una manera hostil. Por todas estas consideraciones y en virtud de haberse negado el C. Morales a escuchar las amonestaciones que con la mayor buena fe y patriotismo se le ha hecho: atendiendo que si bien el C. García Morales tiene todas las virtudes que pueden honrar a un ciudadano en la vida privada, carece de las dotes mas indispensables para el desempeño del alto puesto que ocupa, el C. Coronel Sánchez y Román manifestó, que a su pesar y obligado solamente por deberes de la más alta importancia y como lo es todo aquello en que se interesa la independencia nacional y libertades públicas, sometía a la deliberación de los ciudadanos jefes y oficiales presentes, el plan político contenido en los artículos siguientes; 1° Siendo notoria la incapacidad del C. General García Morales para administrar el Estado y proveer a su defensa, cesará en las funciones de Gobernador y comandante militar. 2° Por los medios mas populares y adecuados a las circunstancias se procederá a elegir un Gobierno provisorio, tan luego se verifique la ocupación de la capital por estas fuerzas, o en su defecto la mayoría de los distritos que expresaren su adhesión a este plan. 3° A los quince días después de constar la aceptación de seis o más distritos, el Gobierno provisional expedirá la convocatoria para la elección del Gobierno Constitucional. 4° Las autoridades y funcionarios públicos de cualquier nombramiento y categoría, que rehúsen adherirse a este plan, cesarán desde luego en sus funciones, siendo reemplazados por los trámites o cuerda correspondiente. 5° En caso de presentarse el enemigo extranjero, o sus aliados los traidores, estas fuerzas están dispuestas a combatirlas hasta el último trance, a auxiliar a las que dependan del C. General García Morales u obrar en combinación con aquellos, si a ello fueron invitadas. 6° Si el C. General Jesús García Morales, haciendo en las aras de la patria el sacrificio indispensable de sangre mexicana por tan innoble causa y se prestase a la reorganización del nuevo gobierno, cesará toda hostilidad, y contribuiremos de consuno y pacíficamente a aquel importante objeto. 7° De esta acta se remitirá una copia al Gobierno Supremo de la Nación para su superior conocimiento y a las Prefectura y Ayuntamiento del Estado para los fines expresados en los artículos relativos. y habiendo por aclamación manifestado su conformidad, firmaron la presente en la fecha y ciudad citada Joaquín Sánchez y Román. Ramón Corona, General en Jefe de la Brigada de Tepic. Antonio Rosales, Coronel de Infantería. Miguel Figueroa, como Prefecto y Comandante Militar del Rosario. José M. Gutierrez, Teniente Coronel. Ascensión Correa. Teniente Coronel. Ángel Martinez, Teniente Coronel, Comandante de Caballería, Calixto Mariles, Comandantes Capitanes de Caballería, Marcelino Ocampo, Florencio Pacheco. Donato Guerra. Capitanes de Caballería, Miguel Peregrina. Leonardo Cruz. Antonio N. Urbina. Fabián Barreto. Eulogio Parra. Zeferino Rocha. Padero Castillo. Tomás Macías. Jesús Arteaga. Juan Cruz. Camilo Isiordia. Capitanes de Infantería, Ignacio López. Pablo García. Nicolás Samudio. Dionisio Avalos. Justo Torres. Martín Morales. Anacleto Castillo. Francisco Guzmán. Simón Rentería. Andrés Montenegro. Feliciano Coronado. Capitanes Tenientes, Daniel Ramírez. Guillermo Martínez. Alejandro García. Tenientes, Francisco Ayrada. Miguel Rivas. Manuel Ramírez. Desiderio Rivera. Salvador Villavicencio. Claro Placencia. Salomé Iglesias. Gabino Ruiz. Angel Pulido. Felipe Herrera. Florencio Curiel. Casildo Manjarrez. Francisco A. Narváez. Capitán de Infantería, Teófilo Noriega. Alféreces, Rafael Ramírez. Cayetano Méndez. Cruz Chacón. José María Flores. Eutimio Muñoz. Félix Castillo. Jesús Guerrero. Apolinar Torres. Pablo Lomelí. Pascual Mercado. Librado Mariles. Zeferino Samudio. Petronilo Silva. Es copia. Rosario, octubre 6 de 1864. Joaquín Sánchez y Román”.

LEAVE A COMMENT